miércoles, 30 de diciembre de 2009

emociones




"Mucho más penosas suelen ser las consecuencias del enojo, que las causas que lo producen" . Marco Aurelio.


domingo, 27 de diciembre de 2009

feliz año nuevo




Si quieres saber el valor de un año, pregúntaselo al estudiante que reprobó.
Si quieres darte cuenta del valor de un mes, platica con una mamá que dio a luz un bebé prematuro.
Si quieres valorar una semana, coméntalo con el editor de revista semanal.
Si quieres saber el valor de una hora, pregúntales a los enamorados que esperan encontrarse.
Si quieres valorar un minuto, platica con alguien que perdió el avión.
Si quieres darte cuenta del valor de un segundo, coméntalo con la persona que acaba de evitar un accidente.
Y si quieres saber el valor de una milésima de segundo, pregúntale al ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos.

Atesora cada momento que tengas y atesora ese momento más, si lo compartes con alguien especial, suficientemente especial para gastar tu tiempo.
Recuerda que el tiempo no perdona a nadie, es un recurso no renovable.
El ayer es historia.....el mañana un misterio....el hoy, el presente, es un REGALO!!!



FELIZ 2010!!!!!!!!!!! cuando termine el 2010 finalizará la primera década... la primera decena de este siglo XXI... a aprovecharlo!!!!!!!!!!!

sábado, 19 de diciembre de 2009

oración para mí mismo



Que yo me permita mirar, escuchar y soñar más.

Hablar menos.Llorar menos.

Ver en los ojos de quienes me miran, la admiración que me tienen……..y no la envidia que prepotentemente pienso que sienten.

Escuchar con mis oídos atentos y mi boca estática, las palabras que se hacen gestos y los gestos que se hacen palabras.

Permitir escuchar siempre aquello que yo no tengo permitido escuchar.

Saber realizar los sueños que nacen en mí y por mí, y conmigo mueren, por yo no saber que son sueños.

Entonces que yo pueda vivir los sueños posibles y los imposibles; aquellos que mueren y resucitan a cada nuevo fruto, a cada nueva flor,a cada nuevo calor,a cada nuevo rocío, a cada nuevo día.

Que yo pueda soñar el aire, soñar el mar, soñar el Amar.

Que yo me permita el silencio de las formas, de los movimientos, de lo imposible, de la inmensidad de toda profundidad.

Que yo pueda sustituir mis palabras, por el toque, por el sentir, por el comprender, por el secreto de las cosas más raras, por la oración mental, (aquella que el alma cría, y que sólo ella escucha, y sólo ella responde).

Que yo sepa dimensionar el calor, experimentar la forma, vislumbrar las curvas, diseñar las rectas, y aprender el sabor de la exuberancia que se muestra en las pequeñas manifestaciones de la vida.

Que yo sepa reproducir en el alma, la imagen que entra por mis ojos haciéndome parte suprema de la naturaleza, creándome y recreándome a cada instante.

Que yo pueda llorar menos de tristezas y más de alegrías.

Que mi llanto no sean en vano, que en vano no sean mis dudas.

Que yo sepa perder mis caminos, pero que sepa recuperar mis destinos con dignidad.

Que yo no tenga miedo de nada, principalmente de mi mismo: -Que yo no tenga miedo de mis miedos!

Que me quede dormido cada vez que vaya a derramar lágrimas inútiles, y despierte con el corazón lleno de esperanzas.

Que yo haga de mí un hombre sereno dentro de mi propia turbulencia.

Sabio dentro de mis límites pequeños e inexactos, humilde delante de mis grandezas gafas e ingenuas (que yo me dé cuenta cuan pequeñas son mis grandezas, y cuan valiosa es mi pequeñez).

Que yo me permita ser madre, ser padre, y sí fuere necesario, ser huérfano.

Permítame enseñar lo poco que sé y aprender lo mucho que no sé.

Traducir lo que los maestros enseñaron y comprender con alegría con que los simples traducen sus experiencias; Respetar incondicionalmente el ser; el ser por si sólo, por más nada que pueda tener más allá de su esencia.

Auxiliar la soledad de quien llegó, rendirme al motivo de quien partió, y aceptar la alegría de quién quedó.

Que yo pueda amar y ser amado.

Que yo pueda amar aún sin ser amado.

Hacer gentilezas cuando recibo cariños; hacer cariños aunque no reciba gentilezas.

Que yo jamás quede sólo, aún cuando yo me quiera sólo.

AMEN

Oswaldo Begiato



domingo, 29 de noviembre de 2009


Cada uno de nosotros tiene una lista de personas en su vida con las que sabe que puede contar. Y para la mayoría, si no es que para todos , es bastante corta, y no se debe a que no seamos amorosos ni amistosos ni nos ocupemos de los demás.

Es porque la mayoría de nuestras relaciones existen para servirnos.

Cuando llamas a un amigo para ir al cine o para que venga a tu casa a ver un partido, no lo haces por ellos; lo haces por ti. Es cierto, quizá ellos se diviertan en el proceso, pero ese no suele ser el objetivo.

Esto es así porque en lugar de buscar personas a quienes dar, nos enfocamos en buscar a personas que puedan darnos. Así, cuando llamamos a nuestros amigos buscando a alguien con quien pasar el rato, no somos mejores que un operador de venta telefónica que nos llama durante la cena. Un vendedor telefónico quiere algo de nosotros; nosotros queremos algo de nuestros amigos.

De esta forma acabamos limitándonos a nosotros mismos pasando la mayoría de nuestro tiempo con personas que nos dan, en lugar de enfocarnos en encontrar a personas a las que podemos dar.

El problema es que a veces sentimos que necesitamos a alguien, pero en realidad no necesitamos a nadie. Nuestra energía —que significa nuestra confianza, inspiración, autoestima y fuerza— debe venir de la Fuerza de Luz del Creador, no de un ser humano. No hay nada malo en querer contacto humano, pero es mucho más poderoso tenerlo y no estar necesitados de él.

¿Has mirado alguna vez a tu alrededor y has sentido como que no entendiste a las personas en tu vida, o que ellas no te entendieron? ¿Quizá te sentiste inferior, o tal vez superior? Esto sucede porque no buscamos almas a quienes dar. Buscamos almas que nos den.

Esta semana, me gustaría retarte a que pienses sobre tus relaciones. Y no sólo a que pienses diferente, sino también a que actúes diferente.

En lugar de analizar qué obtienes de cada una de tus relaciones, hazte estas preguntas:

  • ¿Cómo puedo ser útil para esta persona?
  • ¿Conozco realmente cuáles son los problemas de esta persona?
  • ¿Sabe esta persona lo que siento por ella?
  • ¿Estoy en esta relación como una vasija (receptor) o como la Luz (dador)?



Si compartimos de la forma adecuada, siempre obtendremos algo de regreso. Ésta es la naturaleza del universo. Puede ser que no lo recibamos de forma inmediata, pero debemos saber que lo que se va, vuelve.

Y esta semana, si nos alejamos de la idea de ser un receptor y nos acercamos a ser un verdadero dador, crearemos un gran cambio, no sólo para nosotros mismos sino para el mundo entero.

Afinacion semanal de la Kabbalah. Yehudá Berg

martes, 3 de noviembre de 2009

PLEGARIA NOCTURNA

Flavio A. Sturla

“En todas partes sobra olvido”
Mario Benedetti

Hubo un tiempo en que mis sueños eran modestos
y mis plegarias vulgares,
Mi presencia era apenas sutil e imperceptible entre
el coro de penitentes de esta flagelada comarca.
Sujeto a los caprichos de un cielo gris y una tierra distante,
Dios me había olvidado entre mares encrespados de
espuma y valles de cepas rancias.
Los astros del cielo mentían mi paradero,
las nubes,
los vientos,
las arenas
opacaban mi lánguido ser,
disimulaban mis tesoros de indigente,
desmentían mis calores primarios.
Hubo un tiempo en que mis sueños eran modestos
y mis plegarias vulgares,
un tiempo de esperanzas tímidas
y tristezas henchidas de sal;
de sonrisas desangeladas
y destinos titilantes.
Un tiempo de certezas opacas
e ilusiones de medio pelo,
de complicidades descalzas
y nostalgias manchadas de olvido.
Un tiempo de acopio de vaguedades
e insomnios de mala muerte,
de inefables desengaños
y veredas de pasos distantes.
Hubo un tiempo,
fue ese tiempo,
en el que tu presencia
me hizo falta.




sábado, 24 de octubre de 2009

hacer



"La única condición necesaria y


suficiente para que el mal


triunfe sobre el bien,


es que el hombre del bien no


haga nada".








viernes, 16 de octubre de 2009

ser madre


Al nacer llegué llena de roles: hija, hermana, prima, nieta, sobrina y un poco más allá sobrina nieta, prima segunda y casi quedaba lleno el álbum de posibles cargos familiares.

Más tarde fui ahijada, vecina, alumna , compañera y amiga. Después fui novia , cuñada y tía.

Mientras lleno estos casilleros de vida recuerdo a tantas personas queridas.

Y siguieron los roles como tía y madrina.

Empleada y maestra pertenecen ya a las decisiones personales, incluso esposa.

Y cuando el momento fue oportuno, cuando quien sabe qué conjunción cósmica desconocida, misteriosa y maravillosa se armonizaron fui madre.

Ser madre no se ejecuta voluntariamente… podés desearlo… decidirlo... pero no lograrlo siempre.

Quién sabe dónde está la determinación de que lo seas.

¿Tus creencias te pueden dar alguna respuesta? Puede ser……..

Y ahí te enteraste y esperaste y te convertiste en madre. ¿Una vez, dos , tres, más?

¿Es fácil? ¿Quién lo puede responder? ¿Tiene un tiempo? No creo. No le podrías dar un comienzo ni un final. Es. Es la vida en tu vida que no tiene ni principio ni fin.

No puedo con mi genio y pregunto: ¿cómo podemos poner un día? Qué sé yo… un día es algo muy insignificante, diminuto……………. Propongamos la eternidad entera para dar gracias por haber protagonizado el fantástico milagro de ser instrumento que trae vida.

Te mando un abrazo. Festejar?? ¡Pero claro que sí…………! eternamente!!!!!!!!!!!.

Marga



domingo, 11 de octubre de 2009

colegio de monjas



El uniforme


Los primeros días de marzo tenían un encanto especial. Nos preparábamos para empezar el colegio casi casi como esperábamos Navidad.
Seguro que iba a tener zapatos nuevos. Y claro que eran para el colegio y para fiestas familiares. A veces pasábamos todo el día con ellos.
Aunque me gustaban los de suela finita mamá nos compraba lo más duradero. Hasta que aparecieron los Gomycuer usábamos los de suela bien gruesa. Y entonces a rogar que no se le saliera el botón ya que iríamos a lo de Capri a hacerlo arreglar. Si él arreglaba media suela o taco, a desear que ningún clavito nos perforara el pie.
Casi siempre zoquetes bien gruesitos, el streech no existía y las medias zurcidas eran parte del vestuario. Y a guardarlas acomodaditas, del derecho, rollito y dobladas sobre sí mismas, eran lindos almohadoncitos.
No se te iba a ocurrir ir con medias con algún dibujito o fantasía. Todo liso…-esas medias no son de uniforme-! Te recibirías en público el bochorno.
En invierno y verano la pollera tableada...y fueras de la altura que fueras el largo se medía desde el piso y sería de 30 cms. el máximo de distancia hasta el borde de las tablas. Y semejante pollerón, de sarga de lana, te lo bancabas en verano y sin chistar. Además iba tomado a un corpiño de tela barata… de cintura, ni hablar.
Las blusitas de color crudo nunca eran frescas. De manga larga, no sea que muestres un pedacito de tu pielcita. Y con moño atado junto al cuello. Mamá nos hacía la ropa y por ahí llegaba alguna camisa vieja del Opapá y se transformaba en blusa de uniforme.
Todo era de uniforme. El ancho de las tablas de la pollera y del guardapolvo, porque encima de todo ese ropaje iba el delantal, que tenía que llevar tres tabloncitos, el cinto cocido y cuello que permitiera ver el cuellito del uniforme de invierno. Más que por supuesto, todo lo blanco: almidonado.
Si tenías frío el abrigo debía ir debajo del uniforme que para invierno tenía una casaca de la misma tela de la pollera, con los tres tabloncitos y manga larga, todo forrado, of course. Y el cuellito…. El cuellito vainillado tipo cuello de cura, debía estar impecable y reitero: almidonado.
Cuando había eventos festivos se acompañaba todo esto con guantes blancos que tendrían los tres pespuntes y nada de puntillitas ni pavadas. Aah y que no le falte botón.
Una boina acompañaba el uniforme de diario podríamos decir, que nos colocábamos para entrar a la capilla. Y no le cortes el pitutito…Y si la fiesta era súper fantástica iríamos de sombrero. Eso era para algún acontecimiento de visita de madre general, o algún obispo o qué se yo.
Para invierno el tapadito era igual de largo que la pollera y con botones marineros no lisos ni con otro chirimbolo. Y que no faltara ni uno.
Se podía usar un saquito azul, sin dibujitos y debajo del guardapolvo. Usábamos sacos que nos tejían las abuelas, o mamá cuando tuvo su primera máquina de tejer… qué tipa práctica. Pero a mí me gustaban los saquitos comprados que eran finitos y tenían botones transparentes, aunque te los harían cambiar por botones opacos. Igual los nuestros eran siempre artesanales. Como las bufandas, azul marino, de uniforme.
Nada de pelito largo suelto… -eh, qué estás por hacer con la libertad-? Cola de caballo, o rodete o vincha o trenzas que era mi caso, con moño azul bien planchadito. Para que todos los días las cintas estuvieran planchadas, mamá las mojaba y las planchaba escurriéndolas en el cilindro del toallero y ahí salían mis trenzas con sus moños perfectos.
Y bueno, …apurate a terminar la leche que ya viene el colectivo.. le decíamos por el nombre del chofer creo..
Como si esto fuera poco, en casa, mamá nos tenía preparados los guardapolvos de casa. Es decir que nunca había oportunidad de estar vestido de persona. Rafa y nosotras usábamos los cubre ropa que hacía mamá o la Oma.
Nos quejábamos? Yo no me acuerdo… recuerdo que me gustaba estar vestida sin esos cubregente, seguramente era un ahorro de lavado …
Y así empezaba mi vida uniforme. ………….. todo igual… todas nenas… los dos primeros años había algún varón que luego debería irse. Todas “blancas palomitas” en la jaulita de las hermanas azules……..en punto, entrábamos por la calle Acevedo. Y a rezar, izar la bandera y no torcer la fila, una baldosa entre cada niña!!! Distancia! Firmes! Bonjour ma soeur, bonjour ma mère.


domingo, 4 de octubre de 2009

gracias Mercedes Sosa


con Violeta Parra andarán cantando a la vida más allá de la vida...........


GRACIAS A LA VIDA

Gracias a la vida
que me ha dado tanto;
Me dio dos luceros
que cuando los abro
perfecto distingo
lo negro del blanco
y en el alto cielo
su fondo estrellado,
y en las multitudes
al hombre que yo amo.

Gracias a la vida
que me ha dado tanto;
me ha dado el oído
que en todo su ancho
graba, noche y día,
grillos y canarios,
martillos, turbinas
ladridos, chubascos
y la voz tan tierna
de mi bienamado.

Gracias a la vida
que me ha dado tanto;
me ha dado el sonido
y el abecedario.
Con él las palabras
que pienso y declaro:
"madre", "amigo", "hermano"
y "luz", alumbrando
la ruta del alma
del que estoy amando.

Gracias a la vida
que me ha dado tanto;
me ha dado la marcha
de mis pies cansados.
Con ellos anduve
ciudades y charcos,
playas y desiertos,
montañas y llanos,
y la casa tuya,
tu calle y tu patio.

Gracias a la vida
que me ha dado tanto;
me dio el corazón
que agita su marco
cuando miro el fruto
del cerebro humano,
cuando miro el bueno
tan lejos del malo,
cuando miro el fondo
de tus ojos claros.

Gracias a la vida
que me ha dado tanto;
me ha dado la risa
y me ha dado el llanto.
Así yo distingo
dicha de quebranto,
los dos materiales
que forman mi canto
y el canto de ustedes
que es el mismo canto,
y el canto de todos
que es mi propio canto.

Gracias a la vida.

Autor: Violeta Parra



martes, 29 de septiembre de 2009

sueños y convenios

de mis pinturas


secretos de hermanas
legados maternos
mandatos ocultos
vasijas rotas
verdades verdaderas..............


sábado, 26 de septiembre de 2009

nuestras palabras


cuando me disfrutaba la vida como maestra les decía a los padres en las reuniones obligadas que era mi mayor objetivo que los chicos pudieran atender, entender y saber transmitirlo....seguiría siendo hoy si me viera en esos caminos .....Tal vez añorando esas épocas ahora les achicharro la cabeza a ustedes................. gracias por dejarme.......

Que tengan un lindo fin de semana, les dejo poesía para recordar que hay un lenguaje tan hermoso como el de los poetas, buscadores de tesoros en el habla. ¿Con más poesía nos volveríamos mejores personas? No sé. Lo que sí sé es que saber hablar no es sólo decir, destrozando el lenguaje. Ya sé que tqm significa hoy te quiero mucho y de todas maneras prefiero dar los segundos que lleva decir o escribir las tres palabras completas... Te quiero mucho.




Más allá del amor


Todo nos amenaza:
el tiempo, que en vivientes fragmentos divide
al que fui
del que seré,
como el machete a la culebra;
la conciencia, la transparencia traspasada,
la mirada ciega de mirarse mirar;
las palabras, guantes grises, polvo mental sobre la yerba,
el agua, la piel:
nuestros nombres, que entre tú y yo se levantan,
murallas de vacío que ninguna trompeta derrumba.
Ni el sueño y su pueblo de imágenes rotas,
ni el delirio y su espuma profética,
ni el amor con sus dientes y uñas, no bastan.
Más allá de nosotros,
en las fronteras del ser y el estar,
una vida más vida nos reclama.

Afuera la noche respira, se extiende,
llena de grandes hojas calientes,
de espejos que combaten:
frutos, garras, ojos, follajes,
espaldas que relucen,
cuerpos que se abren paso entre otros cuerpos.

Tiéndete aquí a la orilla de tanta espuma,
de tanta vida que se ignora y se entrega:
tú también perteneces a la noche.
Extiéndete, blancura que respira,
late, oh estrella repartida, copa,
pan que inclinas la balanza del lado de la aurora,
pausa de sangre entre este tiempo y otro sin medida.


Octavio Paz



jueves, 24 de septiembre de 2009

invito a Angeles Mastretta....... recuerdo a Silvana




Don de sobrevivencia

Escrito por: Ángeles Mastrettael 24 Sep 2009 -



Esta mujer que hoy recuerdo, tenía en los brazos las alas de una golondrina y toda ella, desde los pies infalibles hasta los ojos tristes, estaba tocada por la gracia de una diosa antigua. No la olvido con el paso del tiempo, al contrario. El recuerdo de su afán guerrero, engarzado en un cuerpo con el que bailaba como quien dice una oración, a veces me toma un amanecer y me llena de preguntas el día, como si apenas acabaran de avisarme que decidió no vivir más.

Era muy joven, y si un defecto tuvo fue el de no haberse esperado a envejecer para mirar con ironía los desfalcos de la vida, el de no quedarse a desear, sin más, que el tiempo la pusiera en el brete, le concediera el sosiego, de traicionar las pasiones y tristezas que la herían entonces.

No se lo dije cuando debí, porque yo misma no había entendido que sólo se trata de eso, de sobrevivir con regocijo al desvarío en que a veces nos colocan las pasiones que consideramos más irrevocables. No supe convencerla a tiempo de que el mundo, por insoportable que parezca un día, recobra al siguiente, quién sabe ni cómo, hasta el último de sus encantos.

Cada quien encuentra sus ensalmos para arraigar en sí mismo el empeño de seguir con la vida, yo aún tengo uno en la evocación de mi amiga Cinthia. Viéndola bailar, a solas, sin siquiera imaginarse observada, una tarde de abril entre las altas paredes del salón que albergaba sus clases, entendí que su índole estaba cruzada por la fiebre de quienes viven el arte como una religión. No era lo excepcional la fuerza de sus piernas, sino el delirio con que sus brazos rompían el aire, y el espíritu iluminado que le tomaba el gesto haciéndola parecer un sortilegio. Cualquiera que la hubiese visto esa tarde, estaría dispuesto a afirmar que la vida vale la pena y tendrá dichas, mientras haya en el mundo seres capaces de producir tal magia. Creo ahora que todo lo que a ella le hubiera hecho falta, era poder mirarse en un espejo como quien mira el horizonte. Un espejo que debió decirle, entonces, lo que dicen las hadas cuando prometen el futuro como ese inexorable territorio donde cabe todo lo que aún no hemos podido tocar.

Hay que oír a esas hadas para resistirse al presente cuando parece ingrato como una verdad sin remedio, para negarse a la depresión que es la más triste de las enfermedades. Hay que mirar el mundo en un espejo, para reconocerlo como el único y mejor horizonte que tenemos, como el territorio en que otros nos acompañan en el diario esfuerzo que es darle vida al milagro que es la vida. Y sobrevivir.






de mis pinturas..............


te vas más allá?





miércoles, 16 de septiembre de 2009

de mis pinturas......entre gallos...........



cómo diremos con más propiedad para significar que ocurrió en muy corto tiempo... entre gallos y madrugada o entre gallos y medianoche.... me inclino por la primera........



para madrugadas





de mis pinturas




te lo dedico con alegría..............



martes, 21 de julio de 2009

rosa borgiana


de mis pinturas



.............................................................

Oh tú bermeja o amarilla
o blanca rosa de un jardín borrado,
deja mágicamente tu pasado
inmemorial y en este verso brilla,
oro, sangre o marfil o tenebrosa
como en sus manos, invisible rosa.
Jorge Luis Borges



jueves, 9 de julio de 2009

viernes, 3 de julio de 2009

lo que los maestros no se atreven a decir

Docentes a padres

Más de 80% de docentes no se anima a decir esto a los padres de sus alumnos:

“A su hijo le faltan más límites en casa”.

“En su casa no hay suficiente diálogo. Solo 15 minutos por día marcarían la diferencia”.

“¡No deje tantas horas a su hijo frente al televisor y/o la computadora!”.

“Disfruto mucho de sus trabajos, pero es su hijo quien debe realizar la tarea”.

“No se queje de que su hijo está sobrecargado. Si no estudia ahora ¿cuándo lo hará?”.

“Cuando yo era chico y hacía algo mal, mis padres me retaban a mi. No se ponían a criticar al maestro”.

“Si usted enseñase buenos modales en su casa, mi trabajo sería mas sencillo”.

“¿Por qué tengo que hacer reuniones de padres en mi tiempo libre si usted no se molesta en venir?”.

No sobrecargue a su hijo de actividades extra curriculares. Eso va en contra de su rendimiento.

Las capacidades de su hijo son inferiores a lo que usted cree.

¿Usted quiere a su hijo? Déle más cariño en la familia.

Aunque su hijo parezca grande, todavía lo necesita.

Los padres son los primeros educadores y no pueden delegar esa responsabilidad en terceros.

¡OCÚPESE DE SUS HIJOS!



martes, 2 de junio de 2009

texto que me copié de: http://corrupcionycrimen.blogspot.com

DECÁLOGO DE ABRAHAM LINCOLN: DEBO RETRACTARME. PARECE SER QUE EN REALIDAD PERTENECÍA AL REVERENDO J. H. Boetcker.
1. - Usted no puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia.
2. - Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.
3. - Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.
4. - Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.
5. - Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.
6. - Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
7. - Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.
8. - Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
9. - Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia (libertad) e iniciativa.
10.- Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente, realizando por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.

jueves, 7 de mayo de 2009

arena y mar


de mis pinturas




..."Tú y el mundo en que vives...
no sois más que un grano de arena
en la infinita playa de un mar infinito...

y yo les digo en mi sueño:
´soy el mar infinito,
y todas las palabras no son más que
granos de arena
en mi playa´... "

Khalil Gibran


martes, 5 de mayo de 2009

talentos


de mis pinturas











Descubrir y cultivar los talentos
requiere trabajo...
navegar por canales virtuosos y
eludir los extremos viciosos
también requiere trabajo...








felicidad

de mis pinturas
















"Quienes buscan la felicidad
terminan atrapando infelicidad.
La virtud y el mérito que están dentro nuestro,
no fuera, son los que nos harán felices
si los cultivamos."




domingo, 3 de mayo de 2009

de manzanas y uvas

de mis pinturas



"...A la hora de comer, en la penumbra
quieta del refectorio,
me iba embelesando un quebradizo
sonar intermitente de vajilla
y el timbre caricioso
de la voz de mi prima.
Águeda era
(luto, pupilas verdes y mejillas
rubicundas) un cesto policromo
de manzanas y uvas
en el ébano de un armario añoso...."

Ramón Pérez Velarde


jueves, 30 de abril de 2009

mañana será un día nuevo...

"..En qué lugar anidaré mis sueños nuevos
Y quién me dará una mano cuando quiera despertar.."
                                                                                                            Alejandro Lerner